miércoles 26 DE abril, 2017.LINIERS, ARGENTINA.

COLUMNA DE OPINIóN

Tres patas quebradas

lunes 20 DE marzo, 2017
Por Mariana Rodriguez Vimo

Fui a Rosario y volví amargadísima pero nunca arrepentida porque hace tiempo comprendí que tenemos que ir a la cancha por la camiseta, a bancar los colores del club de nuestros amores, y en mi caso, herencia de mi viejo. El sábado Vélez Sarsfield perdió justamente en el Marcelo Bielsa ante un Newell’s que nos ganó jugando tranquilo y a media máquina porque sí ponían primera, nos comíamos seis mínimo.

Nada garantiza que el resultado hubiese sido otro, pero para arrancar con la columna que escribo me gustaría saber por qué se cambió el once inicial que le ganó a Estudiantes la fecha pasada. Tal vez con esos once, Vélez era derrotado igual, pero sinceramente el planteo de Omar De Felippe no se entiende. Redoblo la apuesta: no se entiende ni el planteo inicial ni los tres cambios que hizo durante el cotejo. Yo que justamente lo pondero por su análisis del equipo rival y que lo escuché en conferencia de prensa decir que Defensa y Justicia logró maniatarlo y esa fue la clave para ganare a Newell’s  la fecha pasada, le pregunto ¿Cuál era el plan para el partido de ayer?

Lo que se vio en el Coloso fue algo desastroso y creo que la lepra se apiadó de Vélez. Sinceramente se vieron cosas inentendibles e inexplicables. Ayer desaprobaron todos en mayor o menor medida, porque lo que se pudo observar de intento de juego velezano fue paupérrimo y eso que tuvieron ochenta días para conocerse y poder jugar a algo. Y si hablando con otros colegas, coincidimos… ¿Cómo puede ser que los responsables no vean que hay jugadores que no pueden jugar más en la primera de Vélez?

Voy a marcar algunas de las cosas que me parecen terribles en este Vélez, empezando por la defensa y como vengo reiterando, la defensa en sentido amplio, es decir arquero más la línea de cuatro. ¿Qué hizo Lautaro Gianetti para volver a la titularidad? Cuando está demostrando un nivel bajísimo y cuando en la pretemporada la mayoría de los entrenamientos se practicaba con otra defensa. Ayer el central tuvo un partido para el olvido. Muy malo. Pero los otros tres no fueron menos. Me gustaría que el que pueda hacerlo, mire el primer tiempo de nuevo. Vélez forma con una línea de cuatro, a veces cuando alguno de los laterales sube, quedamos con línea de tres. Pero ayer en algunos momentos los dos centrales estaban en posición de laterales y la franja del medio era como una autopista que invitaba al ataque rival.- 

Pensaba mientras se desarrollaba el partido que hay jugadores que tienen que salir del primer equipo y automáticamente me respondía que el técnico no tiene más, tiene un anémico plantel. No importa, tiene que probar con otros, necesitamos que no se case con los cabecillas que parece que son caudillos o camarillas en el vestuario, pero en el campo de juego no pegan un grito. Tienen que jugar los que mejor estén, los que demuestren tener actitud y huevos para dejar todo en la cancha. De Felippe dijo que este momento es para jugadores experimentados pero son justamente ellos los que no están demostrando estar a la altura de la circunstancia.

Lo de ayer fue lamentable y tengo que caerle nuevamente al técnico. En la delantera tuvimos dos jugadores que realmente dudo que estuviesen para jugar: Mariano Pavone, al que se lo cuidó toda la semana, que estuvo entre algodones y ayer no hizo nada. O bien, fue un partidazo de Sebastián Domínguez que neutralizó al goleador velezano o evidentemente el nivel de Pavone no estaba apto para bancarse un partido así. Ok, la pelota no le llega pero fue muy diferente al Pavone de la semana pasada que era funcional al equipo y bajaba a buscar la pelota y crear fútbol. El otro tema es que Juan Manuel Martínez entró a la cancha desde el inicio y no mostró nada, y se sabe que no está para los noventa minutos y que tal vez, pueda jugar bien treinta minutos solamente. Ayer jugó setenta minutos y se fue mostrando una lesión. Es fácil caerle a Martínez porque era obvio que ante el primer tropezón del equipo, él sería el apuntado. Justo él que se llenó la boca hablando de ayudar y ayer se sumó a la mediocridad imperante. Así no nos sirve y si bien muchos creen que Martínez en este Vélez es Messi, estuvo muy lejos de superar el nivel a sus compañeros.

No quiero nombrar uno por uno porque para eso están las notas con los puntajes de los jugadores o con una breve descripción de lo que hicieron en el partido. Yo acá quiero marcar otras cosas y volviendo al accionar del técnico, considero que los tres cambios fueron inentendibles: Canteros por Zabala, Cáceres por Desábato y Correa por Martínez. Desintegró el mediocampo. El técnico sacó a Zábala que era el que ayudaba y contenía un poco el carril de Cubero que sigue siendo muy regular en su bajísimo nivel.

Tenemos que llamar urgente a un carpintero. De las cuatro patas de la mesa, tenemos tres que están rotas: jugadores, cuerpo técnico y no nos olvidemos de los dirigentes. Dirigentes que contrataron a Miguel Angel Russo, a Christian Bassedas y que decidieron mantener un austero plantel que nos hundió en la tabla de los promedios. Vélez necesita ganar todos los partidos de local y de visitante necesita no perder. Eso incluye al empate por eso nuevamente pienso en el planteo del técnico y en los cambios. Cuando ganamos mejoramos en la tabla de los promedios, pero cuando perdemos un partido, la caída es estrepitosa. 

El lunes próximo enfrentaremos a Huracán que paradójicamente le ganó a Defensa y Justicia que le había ganado la fecha pasada justamente a Newell’s.  Ya no sé qué decir para buscar la reacción. Ahora más que nunca en Vélez se necesita garra, huevo, corazón y nosotros acompañando y alentando siempre. Pase lo que pase.

EL HINCHA OPINA