domingo 19 DE noviembre, 2017.LINIERS, ARGENTINA.

COLUMNA DE OPINIóN

Pasito a Pasito

lunes 16 DE octubre, 2017
Por Mariana Rodriguez Vimo

Vélez volvió a sumar en el Amalfitani y no es poca cosa. Luego de dos duras derrotas en el torneo y ahora, jugando en su casa, no quedaba otra salida que ganar. A priori era un duelo de imprecisos y necesitados, pero en esa lucha fue donde el fortín se hizo fuerte, le encontró la vuelta a la contienda para quedarse con los tres puntos, y así seguir sumando.- 

A Vélez le cuesta, eso está claro. Los primeros minutos fueron pobres, estaban como perdidos, desorientados. Todavía a pesar de la mejora cuesta ver un equipo consolidado. No obstante no hay que sacarle mérito a los avances que se van viendo en el juego colectivo. Al equipo le cuesta arrancar, hasta que empieza a hacer de las suyas Matías Vargas. Sin dudas, el jugador más desequilibrante que tiene Vélez, con ataque vertical, con cambios de ritmo, con buen pie, y que ayer jugó un excelente partido, convirtiendo el golazo para el triunfo. Excelente definición, buena sociedad con Maximiliano Romero en la pared previa y terminación en gol de una jugada que había comenzado en los pies de Alan Aguerre.- 

Si bien costó, a este Vélez se lo ve más tranquilo, como sabiendo que en algún momento va a tener la oportunidad de golpear. Este grupo parece haber dejado atrás aquellos partidos de gran nerviosismo y presión que se jugaban en el José Amalfitani en campeonatos pasados. Se los nota tranquilos, y la gente, acompaña de gran manera. Lo más importante es que Vélez pudo ganar y superar a un rival que venía con muchos problemas y se mostraba accesible. Este partido había que ganarlo porque era contra un rival directo, y se logró; por momentos mostrando buen fútbol, sociedades y situaciones claras de gol, lástima que convirtiendo en una sola oportunidad de las varias chances que tuvo.-

Frente a un rival así, hubiese sido muy lindo y positivo ganar contundentemente para que los pibes que poblaron este plantel sigan sumando confianza. Fue un muy buen partido de Santiago Cáseres y Nicolás Domínguez  en el medio, cortando y distribuyendo juego y muy buen partido de Mauricio Toni que ingresó en los primeros minutos por la lesión de Lautaro Giannetti. Todos cumplieron bien, los que arrancaron en el once inicial y los que ingresaron con las modificaciones. Braian Cufré con mucha intención de ataque y buscando asociarse con Matías Vargas, Maximiliano Romero que viene torcido para embocarla pero que no negocia la actitud, baja a buscar la pelota, participa del juego y logra una hermosa pared con Vargas que termina en gol. Por su parte, a Federico Andrada, le cuesta volver a ser el de las primeras fechas, le falta claridad, y en los últimos partidos demostró poca creación. Andrada junto a Fabricio Alvarenga, tal vez, lo más flojito del partido ante Newell’s.- 

Así y todo, reitero, muy buena actuación y muy valorable el triunfo porque este equipo necesita afianzarse, desde el juego y desde lo anímico. También altamente positivo mantener nuestro arco en cero, con un Alan Aguerre con ciertas cavilaciones al momento de salir a cortar, pero que tuvo una gran atajada en el segundo tiempo que pudo ser el empate rival. Bien por el uno que, luego de la gran noche de César Rigamonti por Copa Argentina, y los comentarios entre semana sobre quién tenía que cubrir ese puesto ayer, parece no haber sentido la presión y respondió. Asimismo, se lo notó muy bien en su ingreso a Nicolás Tripichio,  porque jugó tranquilo, sin presiones, intentando siempre jugar atacando y hasta casi logrando el segundo gol con un cabezazo que dio en el travesaño. Se lo notó cómodo y sin presiones, jugando donde más le gusta, de ocho, y disfrutando al ingresar con el partido favorable al fortín.- 

Para ir finalizando, ahora se vendrá el martes 24 el partido por los cuartos de final de la Copa Argentina. Partido que ilusiona por la inyección económica para el club y por avanzar en una instancia de esta copa que nos fue esquiva, pero a no perder el rumbo porque el norte de Vélez es el campeonato local, es sumar puntos y hacerse fuerte en la tabla de los promedios que hasta ahora por derrotas propias y resultados ajenos  nos tiene y mantiene en una posición complicada.-

Hay que seguir sumando y sería altamente positivo poder conseguir los tres puntos del próximo partido en La Plata ante Gimnasia. Pasito a Pasito, despacio pero con pie firme, hay que lograr afianzarse, como equipo, anímicamente y poder conseguir nuestro principal objetivo: sumar en el campeonato local.- 

EL HINCHA OPINA