sábado 18 DE noviembre, 2017.LINIERS, ARGENTINA.

COLUMNA DE OPINIóN

Otro campeonato triste, y van...

jueves 29 DE junio, 2017
Por Pablo Rodriguez Denis
Estos son los números del Fortín en el Campeonato. (Foto @Velez)

Se fue otro torneo, otras 30 fechas en la que la única premisa era sumar, sumar y sumar para comenzar a resurgir tras un 2015 en el que los caprichos de bancar a un ex DT y las pésimas actuaciones del equipo nos llevaron a estar ahí, coqueteando con el abismo deportivo e institucional que significa el tan temido descenso.

Cuesta hacer un balance de este certamen que acaba de terminar. A la hora de los fríos números, Vélez finalizó con 37 puntos (apenas 8 más que aquella nefasta campaña de Miguel Ángel Russo), producto de 10 triunfos, 7 empates y 13 derrotas. Anotó 31 goles y tuvo 40 en contra, por lo que esa diferencia negativa fue la lo posicionó en el puesto 19, detrás de Temperley y Atlético Rafaela, con la misma cantidad de puntos pero mejor diferencia de gol.

De esos 31 goles, 13 fueron anotados por Mariano Pavone. Es decir que el 42% de los tantos que anotó el conjunto de Omar De Felippe en todo el torneo fueron convertidos por un jugador con el que ya no contará desde la próxima temporada.

Yendo al análisis puntual, el vaso medio lleno puede radicar en que, recién sobre el final del certamen, el equipo pareció hacer un pequeño click y comenzó a funcionar como quiere el DT. De hecho, los cinco partidos sin perder con los que terminó Vélez (3 empates, 2 triunfos) pueden ser una prueba fiel de ello. Gustos aparte, la premisa del entrenador es ésa: intentar golpear en jugadas aisladas y aguantar a como dé lugar.

Desmenuzando el torneo, cuatro fechas fueron dirigidas por el saliente Christian Bassedas (3 caídas, 1 triunfo), una por Alberto Fanesi (derrota en el Monumental) y 25 por De Felippe (9 triunfos, 7 empates, 9 derrotas).

Números aparte, queda el sabor de que se pudo haber hecho mucho más. Sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de puntos que se rifaron en partidos completamente ganables. Aldosivi y Patronato de visitante, Huracán, Belgrano, Quilmes y Temperley de local, sólo para citar algunos ejemplos.

Allí es donde Vélez flaqueó. Si bien la premisa de “ganar con la camiseta” parece haber quedado obsoleta en un fútbol argentino cada vez más parejo, no quedan dudas de que en esos encuentros (y en algunos otros más), al Fortín le faltó algo imperdonable: oficio para entender los partidos.

De esta forma, con un equipo timorato y conformista, se fue otra campaña muy pobre desde los números que vuelve a prender la alarma de cara a lo que viene. El torneo que comenzará a fines de agosto será el más importante para Vélez Sarsfield en sus casi 108 años de historia.

El que lo quiera entender, que lo entienda. El que no, seguirá teniendo “problemas con el promedio, no con el descenso”.

EL HINCHA OPINA