domingo 23 DE abril, 2017.LINIERS, ARGENTINA.

COLUMNA DE OPINIóN

Los milagros no existen, pero que los hay...

jueves 6 DE abril, 2017
Por Pablo Rodriguez Denis
Qué el domingo haya mucha de estas fotos en Liniers. (Foto @Velez)

¿Qué se puede esperar para este domingo más que algún milagro? Alguno de esos episodios que suele entregar el fútbol en donde la lógica queda de lado y David pasa a ser Goliat y viceversa. Los hinchas de Vélez aguardaremos, entonces, que uno de esos guiños venga una vez por estos lados.

La suerte viene esquiva, es cierto. El funcionamiento no aparece, es verdad. Los números aprietan, no es novedad. Y encima se viene nada menos que el puntero del torneo, quien hoy está demasiados escalones por encima del Fortín en cuanto a rendimiento, a resultados y prácticamente en todos los aspectos que uno pueda y pretenda analizar.

Básicamente, hoy Vélez y Boca juegan a dos deportes muy diferentes.

Sin embargo, y por esta pasión que poco entiende de razón y lógica, varios hinchas de Vélez tenemos ese pálpito, esa esperanza de que algo puede suceder. Ya sin entrar en el análisis futbolístico ni táctico. Vélez puede ganarle a Boca desde otro lado.

Los últimos años han entregado un sinfín de injusticias que perjudicaron impunemente a Vélez a costa del beneficio de los de la Ribera. Cualquiera que haya ido a ese mamarracho de partido “desempate” en Mar del Plata puede dar fe de ello.

Pero fuimos. Y vamos a seguir yendo. Porque confío (y confiamos) en que algún día “la mierda vuelve” y ojalá este domingo esa mierda vaya del lado del que tiene que estar (y del que nunca se tuvo que haber ido).

Hay que ganar. Como sea. Contra la lógica. Contra el poder. Contra todos los pronósticos. Hay que mostrarle al fútbol argentino que quiere ver a Vélez hundido que todavía tenemos aire para salir a flote. Y qué mejor que el adversario de turno para sacar chapa y tomar ese envión que necesitamos para salir de toda esta pesadilla.

Del lado afuera estaremos, como siempre. Y será fiesta. Que adentro sea lo que tenga que ser y que, de una buena vez, como en las mejores películas, ganen los buenos.

Nos vemos en Liniers.

EL HINCHA OPINA