martes 25 DE julio, 2017.LINIERS, ARGENTINA.

FúTBOL

Grande Pa... Vone

domingo 18 DE junio, 2017
Por Nicolás Bavoleo

En la víspera del día del padre, Vélez goleó 5-1 a Sarmiento de Junín con un triplete del Tanque y tantos de Delgadillo y Romero. Qué sirve para engrosar el promedio y aliviar un poco el trabajo en la semana

 El clima estaba dado para que el equipo de Omar De Felippe se pueda lucir ante el descendido Sarmiento y eso fue lo que ocurrió. Desde el minuto cero, se vio un Vélez decidido a quedarse con los tres puntos con un Nicolás Delgadillo muy picante por las bandas aprovechando los espacios gigantescos que dejaba la visita en el Amalfitani. Fue así como, después de un desborde llegó la primera aproximación con un remate potente de Matías Vargas que desvío con sus manos Javier Burrai. Minutos más tarde, Nicolás Domínguez habilitó a Delgadillo que se apuró para definir y remató por arriba del travesaño. A pesar de no llegar el gol, el Fortín mostraba un buen juego asociado con Vargas, Domínguez y Delgadillo como los más desequilibrantes. Sin embargo, para abrir  fue necesario un penal que Mariano Pavone cambió por gol para darle tranquilidad al equipo, que con el 1-0 a favor abrió más la cancha y a falta de un minuto para finalizar el primer tiempo, Vargas habilitó magistralmente a Delgadillo que se tomó revancha y definió por encima de Burrrai para decretar el 2-0.

En el complemento, Vélez se aprovechó de Sarmiento y a los pocos segundo el Tanque Pavone puso el 3-0 tras gran jugada de Delgadillo. Luego, de este tanto la cancha se inclinó totalmente y comenzó el show de desperdiciar ocasiones, algunas por mala puntería y otras por buenas parada del “1” de Junín. Más allá de la claridad de mitad de cancha para adelante en el fondo el Fortín dio demasiadas ventajas y fue así como la visita llegó al descuento con un córner que la defensa Fortinera fue un mero espectador del tanto de cabeza de Ariel Scifo. Con el 3-1 Vélez pisó de nuevo el acelerador y tuvo el cuarto en dos ocasiones con el Burrito Martínez. Ya cuando el público se resignaba a marcar otro tanto, apareció nuevamente el Tanque que eludió a Burrai y tocó suavemente la pelota para decretar el 4-1 y una ovación impresionante por parte de la hinchada. Por último y como frutilla del postre Maximiliano Romero cerró la goleada con un gol de cabeza, luego de una linda jugada del Burrito.

De esta forma, el Fortín ganó, gustó y goleó después de mucho tiempo en el Amalfitani para el delirio de toda la hinchada tras un año muy duro donde nuestro único héroe fue el general de tres sargentos?, Mariano Pavone.

EL HINCHA OPINA