martes 25 DE julio, 2017.LINIERS, ARGENTINA.

COLUMNA DE OPINIóN

El promedio, el descenso y los corners a favor

jueves 1 DE junio, 2017
Por Pablo Rodriguez Denis

Pasó una nueva fecha, otro de esos encuentros de local en donde resignar puntos en esta etapa del torneo y contra rivales directos es casi suicida, y la historia se repite. Dos puntos en el camino contra un equipo que vino a ver qué pasaba y, una vez más, la incertidumbre respecto a qué juega este equipo de Omar De Felippe.

Sin embargo, pasada la bronca, la desazón por otra nueva oportunidad perdida, lo que sigue resonando en el hincha de Vélez son las palabras del entrenador post partido. La pelea contra periodistas que no se callan lo que muchos prefieren obviar, la ponderación de supuestas “virtudes” del equipo como el “tuvimos muchos más corners a favor que el rival” y, sobre todo, lo que dijo ya entre semana en la Villa Olímpica. Una frase que de algún lado nos suena.

“Vélez tiene un problema de promedios, no con el descenso, que es distinto hoy”. Sí, la misma desafortunada frase que alguna vez se le escuchó decir a Raúl Gámez esta vez salió de boca del propio entrenador.

Vaya uno a saber qué querrá decir con esto, si sólo mirando la tabla de este año (y sobre todo, la del que viene) hasta el más ignorante en el tema se daría cuenta de que las cosas están complicadas. Complicadas en serio.

Por eso, más allá de las pobres respuestas futbolísticas de un plantel a la deriva, ahora comienza a preocupar el discurso que viene de arriba. Ya no sólo de una dirigencia acostumbrada a negar la realidad, sino también la de un cuerpo técnico que parecer haber perdido por completo el control de la situación.

Serán cuatro fechas, entonces, en las que habrá que “bancar los trapos” (según propias palabras de De Felippe) para terminar lo más decorosamenente posible el torneo y ahí sí barajar y dar de nuevo. Con refuerzos en serio (el concepto de “jerarquía” de esta dirigencia dista mucho del verdadero significado de la palabra), pero también con un cuerpo técnico comprometido, que reconozca  la situación y sepa manejar este verdadero barco a la deriva como corresponde. Sea el actual o uno que venga de afuera.

Suena utópico creer las promesas de refuerzos. De compromiso. De responsabilidad ante la situación más delicada de la historia del club. Y nosotros seremos los que decidiremos el futuro en las elecciones de fin de año. Mientras tanto, fortineros, habrá que seguir aguantando.

EL HINCHA OPINA